AUDITORIA ENERGÉTICA

La auditoría energética es una herramienta fundamental para la eficiencia y ahorro energético. Su utilidad es tanto de análisis y diagnóstico de la situación actual, -ya sea en lo relativo a tarifas o en consumos de energía-, como la de plasmar una propuesta ordenada y estructurada de medidas prácticas para mejorar costes y rentabilidad a corto, medio y largo plazo.

Una buena auditoría no señala medidas de forma genérica, sino que las personaliza y evalúa el coste de las mismas, determinando el potencial de ahorro y los ingresos complementarios que se derivarían de su implantación. Se analiza pues la rentabilidad de cada propuesta y los parámetros que tienen más incidencia y sensibilidad, para vigilarlos especialmente.

La auditoría energética se desarrolla esquemáticamente en los siguientes pasos secuenciales:

•            Recogida de información disponible.

•            Realización de mediciones de campo.

•            Revisión y análisis de datos, contrastando información disponible con                         mediciones directas.

•            Formulación y evaluación de propuestas de eficiencia y ahorro.

•            Redacción y presentación del informe de auditoría.

Para realizar auditorías energéticas se puede recurrir a varios estándares. Uno de ellos es la norma UNE 216501: “Sistema de gestión energética. Requisitos”, que establece directrices para realizar auditorías energéticas en organizaciones y facilitar la identificación de las oportunidades de mejora de la eficiencia energética, el ahorro de costes y la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Estás interesado en el tema Puedes llamarnos al teléfono 593-099-5855712 también al correo electrónico: calvarez@fuegoverde.com.ec

shares
WhatsApp chat